1936 - 2006
 
A 70 años de la insurrección revolucionaria contra el golpe fascista y la guerra civil

La lucha por el socialismo más vigente que nunca
Recuperar la memoria para preparar el futuro


León Trotsky

26 de noviembre de 1931

Escritos sobre España

 

LA REVOLUCIÓN ESPAÑOLA: UN PLAZO MÁS1

 

La revolución española ha creado las premisas políticas necesarias para una lucha inmediata del proletariado por la conquista del poder. La tradición sindicalista del proletariado español se ha manifestado como uno de los grandes obstáculos en el camino del desarrollo de la revolución española. Los acontecimientos han cogido de improviso a la Internacional comunista. Totalmente incapaz al principio de la revolución, el partido comunista ha seguido una política falsa en casi todos los problemas fundamentales. La experiencia española ha demostrado ‑recordémoslo una vez más‑ que la actual dirección de la Internacional comunista es un terrible instrumento de desorganización de la vanguardia revolucionaria en los países avanzados. El retraso de la vanguardia proletaria respecto a los acontecimientos; la dispersión, en el sentido político del término, de los heroicos combates de las masas obreras; los pactos tácitamente firmados entre los anarco‑sindicalistas y la socialdemocracia, constituyen, en lo esencial, las condiciones políticas que han permitido a la burguesía republicana, aliada con la socialdemocracia, restablecer el aparato represivo y concentrar en el gobierno un poder considerable, golpeando cada vez más fuerte a las masas obreras, que estaban a punto de sublevarse.

Esto demuestra que el fascismo no es la única salida de la burguesía en su lucha contra las masas obreras. El actual régimen español se parece al llamado «kerenskismo», o sea el «Último» (o el penúltimo) gobierno de «izquierda» que coloca la burguesía en su lucha contra la revolución. Sin embargo, la existencia de un gobierno de este tipo no demuestra necesariamente la debilidad en las filas del proletariado. Al no existir un partido revolucionario, la combinación de reformas a medias, de proclamas « izquierdistas », de gestos más «izquierdistas» todavía y de represión, puede ser más útil a la burguesía que el propio fascismo.

Es inútil decir que la revolución española aún no ha terminado. Todavía no ha sabido solucionar ni los problemas más elementales ‑cuestión agraria, Iglesia, problema de las nacionalidades‑, aún está muy lejos de haber agotado la energía revolucionaria de las masas populares. La revolución burguesa no puede dar más de sí. En lo que concierne a la revolución proletaria, sólo se puede decir que la situación es pre‑revolucionaria, nada más. Es muy posible que el progresivo desarrollo de la revolución española no sobrepasará este periodo durante un tiempo más o menos largo. Debido a esto, el proceso histórico, de alguna manera, abre un nuevo crédito al comunismo español.2

 

Notas

1 La Verité, 12 de diciembre de 1931. Se trata de un resumen de «La llave de la situación mundial está en Alemania» que esboza un cuadro de la situación mundial

2 España ha dejado de ser la principal preocupación de Trotsky, dejando lugar a Alemania, con el ascenso del nazismo y la política suicida de los principales partidos obreros. Durante dos años, Alemania ocupará la mayor parte del tiempo de Trotsky.



Únete a la corriente marxista El Militante
Organízate con nosotros en la lucha por una sociedad socialista

ANDALUCÍA
      · Córdoba 619 033 460
      · Granada 667 609 496
      · Huelva 629 234 423
      · Málaga 952 276 563
      · Sevilla 954 908 678
ASTURIAS 985 550 933
CASTILLA-LA MANCHA
     · Guadalajara 949 201 025
      · Toledo 699 956 847
CASTILLA Y LEÓN
     · Salamanca 626 911 605
     · Valladolid A. correos 16, CP 47080
CATALUNYA
     · Barcelona 933 298 921
     · Girona 657 212 367
     · Tarragona 690 678 143
EUSKAL HERRIA
     · Álava 945 231 202
     · Guipúzcoa 685 720 939
     · Pamplona 659 119 174
     · Vizcaya 944 790 381
GALICIA
     · Coruña 600 810 516
     · Ferrol 626 746 950
     · Santiago 636 217 248
    · Vigo 635 630 229
MADRID 914 280 248
MALLORCA 686 653 346
PAÍS VALENCIÀ 963 600 219